La Diputación elabora los documentos que configurarán los futuros PGOU de Beneixama y Beniardá

Comparte esta publicación

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

El presidente Carlos Mazón destaca la labor del Área de Arquitectura en la planificación urbanística de los pequeños municipios

La Diputación de Alicante ha hecho entrega esta semana a los ayuntamientos de Beneixama y Beniardá de los documentos que configurarán los futuros Planes Generales de Ordenación Urbana de estos municipios, un importante trámite elaborado por el Área de Arquitectura de la institución provincial.

Por un lado, el alcalde de Beneixama, Vicente Ibánez, ha recogido de manos del presidente Carlos Mazón la versión final del Plan General, que ahora deberá ser sometido a exposición pública y enviado a las distintas administraciones para la emisión de los informes sectoriales correspondientes. De esta forma, se entra en la fase previa a la aprobación definitiva del PGOU.

Mazón, quien ha estado acompañado por el diputado de Arquitectura, Jose Ramón González de Zarate, ha puesto en valor el trabajo que realiza esta área en materia de planificación urbanística, “especialmente para aquellas localidades que por su tamaño no cuentan con los medios económicos, materiales y humanos para realizar esta tarea, esencial para un desarrollo adecuado y sostenible de los entornos urbanos”. Asimismo, ha explicado que en la mayoría de los casos estos pequeños municipios se rigen por planes urbanísticos muy antiguos y desactualizados.

Por otra parte, la institución también ha remitido estos días al Ayuntamiento de Beniardá el Documento Inicial Estratégico y el Borrador del Plan necesarios para iniciar la tramitación del PGOU. Este material se deberá remitir a la Conselleria de Política Territorial, Obras Públicas y Movilidad para la obtención, en su caso, del Documento de Alcance de la Evaluación Ambiental y Territorial Estratégica (DA).

En estos momentos, la Diputación interviene en la actualización del planeamiento de veinticinco municipios de menos de 5.000 habitantes. La tramitación de un Plan General pasa por diferentes fases; una primera que incluye la elaboración de un borrador y del Documento Inicial Estratégico; una segunda, en la que se elabora la versión preliminar, que es sometida a consulta pública, y la última en la que se elabora la versión final antes de su aprobación definitiva. Todo este proceso tiene una duración estimada de seis años.

El planeamiento actual de Beneixama son Normas Subsidiarias del año 1993, mientras que el de Beniardá es el de Delimitación de Suelo Urbano del año 1977.

Otras publicaciones