Mazón anuncia 87 millones de euros en inversiones extraordinarias para 2022 en el Debate sobre el Estado de la Provincia

Comparte esta publicación

Compartir en facebook
Compartir en linkedin
Compartir en twitter
Compartir en email

Este fondo especial, sufragado con remanentes, permitirá movilizar el próximo año 360 millones de euros, la cifra más alta de la historia

La Diputación de Alicante destinará en 2022 más de 87 millones de euros a inversiones extraordinarias gracias a los remanentes de tesorería, lo que permitirá, una vez se incorporen al presupuesto, movilizar en el próximo ejercicio cerca de 360 millones de euros, la cifra más alta en la historia de la institución provincial.

Así lo ha anunciado esta mañana su presidente, Carlos Mazón, durante primer Debate del Estado de la Provincia celebrado en la Diputación, en el que ha destacado que “la gestión de esta institución en momentos de crisis se basa en bajar impuestos y en aumentar las ayudas a ayuntamientos y entidades” frente al Gobierno de España y la Generalitat que, ha dicho, “castigan a la provincia de Alicante reduciendo las inversiones e incrementando la presión fiscal”.

Mazón ha iniciado su intervención con un recuerdo a las víctimas del Covid -3.066 en la provincia- y un reconocimiento a los sanitarios por el trabajo realizado para hacer frente a la pandemia, un agradecimiento que también han manifestado el resto de los portavoces de los grupos, Javier Gutiérrez, de Cs, Gerard Fullana, de Compromís, Eduardo Dolón, del PP, y Toni Francés, del PSOE.

Respecto a los fondos extraordinarios, el presidente ha detallado las principales actuaciones y proyectos que se acometerán a través del que se ha denominado Plan Especial de Inversiones y Ayudas, dotado con 87.196.000 euros y que es fruto del acuerdo alcanzado con todos los grupos políticos de la Diputación.

De esta forma, a través de los remanentes, cuya propuesta fue aprobada ayer en Junta de Gobierno, se reeditará el Plan +Cerca con 30 millones de euros, al tiempo que los planes +Deporte y +Agua contarán en 2022 con 5 millones de euros extra cada uno. De igual forma, la institución mantiene la colaboración con los ayuntamientos para hacer frente al gasto social derivado de la crisis del Covid-19 con 9,7 millones de euros. Desde el área de Bienestar Social e Igualdad también se consignarán también 4,9 millones de euros para el Plan de Infraestructuras Sociales, que cuenta ya en el presupuesto ordinario con una línea de 100.000 euros, lo que eleva el total a 5 millones de euros. Otros 835.000 euros se invertirán en el refuerzo de las convocatorias de ayudas a ayuntamientos y entidades que impulsa este departamento, ha detallado Mazón.

La Diputación también renueva, por tercer año consecutivo, su apoyo a autónomos, pymes y profesionales y volverá a lanzar, con fondos extraordinarios, un plan de ayudas de 9 millones de euros para reactivar la economía de la provincia. El Área de Desarrollo Económico y Sectores Productivos aportará también 2,5 millones de euros de remanentes al Plan de Cooperación a los Municipios Turísticos. La Diputación engrosará, asimismo, en 800.000 euros la aportación al Patronato Costa Blanca.

El pacto alcanzado por todos los grupos políticos de la corporación posibilitará además que en el próximo ejercicio se inviertan de forma extraordinaria dos millones de euros en subvenciones a ayuntamientos para los fondos Next Generation. Por su parte, el área de Carreteras absorberá 4,3 millones de euros, de los cuales 2,6 se destinarán a la puesta en marcha de un nuevo plan de mejora de acceso a los municipios y el resto a reforzar la inversión en caminos y carreteras, mientras que Medio Ambiente gestionará remanentes por importe de casi 4 millones de euros, de los que 1,8 irán al Plan de Ahorro Energético.

El área de Cultura es otra de las que experimentará un mayor incremento de su presupuesto, ya que se incorporarán 5,8 millones de euros, de forma prioritaria para aumentar las partidas de las distintas convocatorias que impulsa el departamento que dirige Julia Parra como la campaña de orquestas sinfónicas, la difusión cultural, el fomento de la lengua valenciana o la rehabilitación de monumentos e iglesias.

Despoblamiento

En este punto, Mazón ha anunciado que la Diputación de Alicante, y siguiendo la propuesta de la diputada de Cultura, incluirá en las subvenciones a los ayuntamientos un diferencial a favor de los municipios en riesgo de despoblamiento para lo que se convocará a todos los grupos para definir esta “nueva apuesta por los municipios despoblados”.

El presidente ha defendido que esta inversión extraordinaria ha sido posible gracias a la “magnífica gestión de la Diputación en los últimos años que le ha permitido no tener deuda y a la rebelión de los cargos municipales del PP contra la intención del Gobierno de España de requisar sus ahorros”.

Debilidades y fortalezas

Por otra parte, el presidente de la Diputación ha realizado un diagnóstico de la situación de la provincia y ha puesto en cuestión a lo largo del debate las políticas sanitarias, sociales y económicas tanto del Consell como del Gobierno de España y la “discriminación” a la que se somete al territorio en cuestiones como financiación, presupuestos, turismo, agua o innovación.

En materia de sanidad, ha criticado la reversión del Hospital de Torrevieja, “que era un ejemplo de funcionamiento y un referente de colaboración público-privada”, la situación de colapso en Alcoy o la gestión de la salud mental infantil, “con retrasos para una cita de hasta 6 meses”, y de las residencias durante la crisis del Covid-19, una gestión pública que, ha recordado, fue puesta en entredicho por la propia Fiscalía y de la que, ha apuntado, “estoy seguro de que en su fuero interno la consellera Mónica Oltra no está muy orgullosa”. “Este virus ha sacado a la luz las debilidades del sistema sanitario de la Comunitat, sobre todo muchos errores en las decisiones políticas fruto de los prejuicios de nuestra administración autonómica”, ha insistido el presidente, quien, como ya hiciera durante los meses más duros de la pandemia, ha vuelto a poner a disposición de la Generalitat los centros de la Diputación como el Doctor Esquerdo o el Hogar Provincial.

Mazón ha denunciado, asimismo, “que la brecha social crece en la provincia de Alicante” ya que es la que registra un mayor índice de personas en riesgo de pobreza y exclusión social -31,8%- de la Comunitat, tal y como recoge la Tasa AROPE, al tiempo que ha criticado también la política de vivienda de la Generalitat “que no ha promovido la construcción de ninguna vivienda de alquiler social, ni ninguna vivienda social en seis años”.

Esta es la realidad del Consell que preside Ximo Puig con la provincia de Alicante”, ha señalado el dirigente alicantino.

En materia económica, ha criticado a los gobiernos de España y de la Generalitat “por castigar a esta provincia”. Al respecto, ha lamentado la propuesta de financiación autonómica realizada por la ministra de Hacienda, Mª Jesús Montero, que, en su opinión, “perjudica a la Comunitat Valenciana, como han puesto de manifiesto los analistas”. A pesar de ello, ha continuado, “la respuesta de la Generalitat ha sido el silencio”.

El recorte de las inversiones en la provincia en los Presupuestos Generales del Estado ha sido otra de las “debilidades” apuntadas por Mazón durante su análisis de la situación.  En este punto, ha recordado que pese a ser la quinta provincia en población “Alicante es la última en los presupuestos, la 52 de 52, con un recorte del 38% de las inversiones y un gasto por habitante de 97,7 euros, 117 menos que la media nacional”.

En este sentido, ha denunciado la tibieza de Puig para reclamar más inversiones para este territorio. “La verdadera acción del Consell debería haber sido la de presionar al Gobierno de España para que esta provincia recibiera lo que se merece, pero para eso hay que tener influencia y Ximo Puig no tiene nada”, ha señalado Mazón, quien ha criticado, además, la defensa “con la boca pequeña” que el president de la Generalitat hace del trasvase Tajo-Segura. Respecto a esta infraestructura, ha insistido en que es vital para la agricultura y el tejido productivo de la provincia y ha acusado a la ministra Teresa Ribera de “reducir mes tras mes los caudales en contra de la opinión de los técnicos”.

Además, durante su intervención en el pleno, Mazón ha denunciado la “paulatina reducción de las inversiones territorializadas en el peso total de los presupuestos de la Generalitat” y ha vuelto a censurar la discriminación que ha sufrido la provincia de Alicante en el reparto de las ayudas de la Agencia Valenciana de Innovación, ya que solo ha percibido un 16,8% de las mismas, o en materia cultural, “donde los datos -con solo un 1,33% de la inversión territorializada- son demoledores y vergonzantes para este Consell, que no tiene ningún interés en revertir esta situación”. En este ámbito, ha afeado al conseller de Cultura, Vicent Marzà, quien después de seis años “no se ha dignado ni siquiera a visitar el MARQ”.

Frente a esta “realidad irrefutable” que pone de manifiesto “nuestras debilidades”, Mazón ha puesto en valor, sin embargo, las fortalezas de la provincia, entre las que ha citado la capacidad emprendedora y de reinvención de sectores como la construcción, el turismo, la industria o la agricultura, así como la solidaridad de la sociedad alicantina y de las empresas y entidades sin fin de lucro, “que han realizado una tarea en muchos casos heroicas dadas las circunstancias”.

En el ámbito concreto de la Diputación, el dirigente alicantino ha destacado la capacidad de diálogo de los grupos políticos de la institución, de forma especial de los diputados del Grupo Ciudadanos, Julia Parra y Javier Gutiérrez, así como la voluntad del equipo de gobierno de llegar a acuerdos con la Generalitat, citando como ejemplo el programa Alcem-Nos o la “estrecha colaboración y acuerdos con Turisme y con la Conselleria que dirige Mónica Oltra”.

Desgraciadamente no podemos decir lo mismo con Presidencia de la Generalitat”, ha indicado Mazón, quien ha criticado particularmente la posición del Consell con respecto al Fondo de Cooperación “a pesar de que hemos ofrecido diálogo desde el primer día para encontrar un punto de encuentro, pero siempre hemos encontrado una barrera inexpugnable”. Ha señalado que la “Ley de imposición” que regula el fondo vulnera la autonomía financiera de la Diputacion, por lo que se recurrirá ante el Tribunal Constitucional, al tiempo que ha defendido que “nuestro fondo de cooperación duplica lo que nos pide la Generalitat por lo que no es una cuestión de voluntad, sino que va más allá porque lo que se pretende es una función de control, mando y ocupación sobre el presupuesto de Diputación”.

La rebaja por segundo año consecutivo del recargo provincial del IAE, pasando del 10 al 5% frente al 29% de Valencia y el 31% de Castellón, el incremento en más de un 35% de las ayudas a ayuntamientos y entidades de la provincia en los dos ejercicios marcados por el Covid, con 352 millones de euros, son otras de las medidas impulsadas por la Diputación que el presidente ha destacado durante su participación en el primer debate sobre el estado de la provincia.

Asimismo, Mazón ha realizado balance de las más de 231 obras que la institución ha terminado durante 2021 y de las más de mil que en estos momentos se encuentran en fase de ejecución o redacción, con un importe que supera los 187 millones de euros a través de los Planes de Obras y Servicios, Inversiones Financieramente Sostenibles, Planifica, +Cerca o +Deporte.

Durante el turno de intervenciones, el portavoz de Ciudadanos y diputado de Infraestructuras y Asistencia a Municipios, Javier Gutiérrez, ha destacado los logros que la formación ha liderado desde el equipo de Gobierno “dando la estabilidad necesaria, tratando de dotar al funcionamiento de esta institución de la máxima eficacia, transparencia y diálogo”.

Entre otros objetivos cumplidos, Gutiérrez ha destacado los cambios introducidos en el reparto de ayudas y subvenciones “para implantar un modelo más justo, equitativo y transparente” que se inició desde Cooperación y Asistencia a Municipios y se está aplicando a otras áreas de la Diputación. También ha remarcado tanto la modificación del Reglamento Orgánico “que ha acabado con años de laxitud en la justificación de las transferencias a los partidos políticos”, como también la limitación de las ayudas nominativas solo a los casos en los que existan razones excepcionales de interés público.

Gutiérrez ha recalcado en el debate el problema de abastecimiento de agua y su apoyo al sector agrícola y “la discriminación a la que se somete a Alicante desde Madrid y Valencia en términos de infrafinanciación, es la última provincia de España en inversión con sólo 183 millones, una cifra muy alejada de los 3.029 millones que se necesitan para ejecutar infraestructuras imprescindibles”.

Por áreas de Gobierno, en relación con Infraestructuras, el diputado titular ha mencionado que a través de Planifica y los planes + Cerca al final de legislatura se habrán distribuido desde la Diputación 20 millones de euros para gastos municipales y de 71 a 90 millones para desarrollar más de 700 proyectos de obra en los municipios de la provincia.

En Cultura, destaca el aumento de las convocatorias, de 8 a 14, y el incremento del presupuesto en un 40%, con un porcentaje de ejecución del 93% “indicativo de que se está cumpliendo el objetivo de eficiencia en la gestión”. Gutiérrez ha recordado la falta de inversiones por parte del Consell. “Imaginen que no haría Alicante en materia cultural si la Generalitat nos tratara la mitad de bien que trata a Castellón y nos llegara la mitad de la mitad con que obsequia a Valencia”, ha apuntillado.

Sobre el área de Transparencia, el portavoz de Cs ha destacado que “la Diputación cumple holgadamente con las obligaciones que impone la Ley y esto es fácilmente comprobable viendo los resultados obtenidos en el sello Infoparticipa”.

Por su parte, el portavoz del Grupo Popular, Eduardo Dolón, ha resaltado “la labor realizada por la institución para incrementar las convocatorias de ayudas a entidades y ayuntamientos” y ha puesto como ejemplo, en este sentido, que “se ha llegado a triplicar el apoyo económico en el ámbito social con casi 100 millones de euros anuales”.

Asimismo, ha destacado el papel de la Diputación “en la defensa de las señas de identidades de la provincia, especialmente las lingüísticas, y de las competencias de la institución”, una administración que, ha dicho, “puede ser mejorable pero que es ejemplar”.

Por su parte, desde la oposición se ha resaltado el esfuerzo que se ha realizado desde todos los grupos políticos durante los dos últimos años y medio para alcanzar acuerdos que mejoren la provincia. “Podemos estar satisfechos del trabajo de la Diputación en un momento tan difícil y de forma coordinada con la Generalitat y con los ayuntamientos para aportar los recursos que necesitan nuestros municipios”, ha indicado Toni Francés, quien ha insistido en la importancia de “transferir a los ayuntamientos las inversiones de forma incondicionada y estable” en referencia al Fondo de Cooperación de la Generalitat, al que ha pedido a la institución que se sume.

Por su parte, Gerard Fullana ha querido “reafirmar el papel de Compromís en la oposición, lo que nos ha permitido avanzar en esta institución en aspectos como el reparto objetivo de ayudas y otras cuestiones, en ocasiones y cuando ha sido posible con el acuerdo de todos los grupos”.

Ambos portavoces de la oposición han aprovechado su intervención en el debate para defender la gestión del Botànic, que conforman PSOE,  Compromís y Unides Podem, en contraposición a la del PP durante sus años en el Consell en materias como educación, innovación o bienestar social.

Otras publicaciones